Hoy nenes, os enseñaré cómo hacer paella de setas, vaya que sí, una receta de lo que se podría llamar comida fusión, de pueblo a pueblo. Y es que este arroz con setas que os presento hoy es un plato que se come por allá por Soria, de donde era mi marido, que en gloria esté.

Veréis, allí  cerca hay muchos níscalos y los cocinan de muchas formas. Una prima de mi Joaquín nos hizo una vez este mismo plato pero era con caldo, así como un arroz caldoso y a mí se me ocurrió modificarlo un poco al estilo valenciano, y es que la tierra viene tirando.

Hacer esta paella con setas no es fácil, este será un plato con un poquico de dificultad, no mucha, pero para gentes que por lo menos ya sepáis por dónde se coge un cazo os resultará facilico.

Podéis cambiar algunos de los ingredientes, bien porque debido a la época del año no los encontréis, o bien porque puedan salir un poquito caros o porque dispongáis más fácilmente de un ingrediente alternativo y hay que aprovechar lo que se tiene en casa.

Por ejemplo, podéis cambiar los níscalos, por setas o hasta por champiñones, también os quedará muy rico si los usáis de lata. Las habas tiernas son de invierno, como las alcachofas, así que servirán congeladas, en conserva o usad guisantes en lugar de habas. Y el jamón será permutable por tocino curadito, os quedará igual de rico.

Y así os quedará un arroz con setas que puede ser bien distinto del que os presento, pero que si le ponéis un poquico de cariño estoy segura que os quedará riquísimo.

Os voy a contar en este plato dos trucos para el arroz que van a ser muy importantes.

El primero es que hay mucha gente que cree que la paella sólo se puede hacer en el recipiente ese típico valenciano que es como una sartén pero con dos asas y que para que lo sepáis se llama paella también y no paellero/a como dice mucha gente, el paellero es otra cosa. Pues bien eso es una chorrada, como diría mi nieto Carlos. Un buen arroz seco, al estilo paella, sea de lo que sea se puede preparar hasta en una olla honda, todo es cuestión de cocción. Es decir, que si donde vivís no hay paellas en las ferreterías o servirá igual una sartén grande, por ejemplo.

Y el segundo os lo contaré cuando os explique la preparación de esta paella de setas.

Add to Favourites