El pollo al ajillo es uno de esos platos que podríamos llamar básicos. Prácticamente solo es pollo y ajo. Y sin embargo es riquísimo.

La receta del pollo al ajillo es como las tonterías esas que venden en el sitio ese donde tienen el retrato de un abuelo que dice ser un coronel y asegura tener un secreto. Pues más o menos lo mismo pero en plan español. Al coronel ese le iba a dar yo, alimentando a mis nietos con pollo rebozado y frito en una mezcla de manteca de cerdo, mantequilla.

Para comida sana esta, pollo frito al ajillo en aceite de oliva y punto.

Os cuento como hacer pollo al ajillo, pero esta receta sí permite al contrario de otras hacer por ejemplo, muslitos de pollo al ajillo, alitas de pollo al ajillo y otras variaciones que ya vosotros, que sois unos chicos con inquietudes culinarias sabréis investigar. Aunque ya os digo que esta receta tiene menos misterio que el dibujo de un niño de guardería.

Así que vamos a por ese pollo al ajillo.

 

Add to Favourites