El pollo sentado o pollo sentado a la cerveza como hay quien lo llama no pertenecen a las recetas familiares, esas que llevo cocinando  toda la vida. Este y otro par más que os enseñaré son de familiares míos que han ido viajando por el mundo y me lo han cocinado a mí, y cuando he visto los ricos que estaban me he dicho, pues esto tengo que hacerlo yo.

Y aquí os lo traigo, esta forma de cocinar el pollo en México creo que lo llaman pollo violado y es que eso de introducirle un bote de cerveza al pollo por la zona de angulo pues viene siendo propicio al chascarrillo y la guasa.

Esta receta de pollo sentado  que os voy a enseñar hoy es como siempre muy fácil de preparar, pero tiene una particularidad y es que es un poquito más larga de lo normal, tiene más de hora y media de horno y tendréis que ir vigilando de vez en cuando para que quede tostado todo parejico.

En esta receta del pollo sentado hay que introducir una lata de cerveza dentro del pollo; a ver si va a salir algún remilgao como mi marido, que en la gloria esté, que cuando me lo vio preparar la primera vez, empezó a renegar con que si la lata tenía pintura y tal, y yo le dije que tenía mucho valor que se tirara todo el día haciendo viajecicos a la nevera y amorrándose latas verdes de esas y ahora se quejara porque había una de esas mismas latas dentro de un pollo.

No obstante si algunos sois un poco escrupulosos al respecto podréis comprar uno de esos vasos de aluminio o acero que venden en el chino y usarlo para este menester. Pero no le mencionéis al chino para qué lo compráis o en poco tiempo aparecerá la receta del pollo sentado al horno al estilo chino.

Add to Favourites